Noticias y Actos

LECTIO DIVINA. DOMINGO XXXII DEL TIEMPO ORDINARIO

escrito por:  admin hace 1 año  2038 visitas

 Actos

LECTIO DIVINA. DOMINGO XXXII DEL TIEMPO ORDINARIO

15 DE NOVIEMBRE DE 2015

 

1.- INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

 

2.- EVANGELIO SEGÚN MARCOS  13,24 32

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte. Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre».

Palabra del Señor

 

3.- PROFUNDIZANDO EN LA PALABRA

 

1.-El sol se oscurecerá...

 

  • En el Antiguo Testamento, los astros aparecen como objeto de culto a los dioses falsos. Dar culto a Yahvé o dar culto a los astros establecía la distinción entre Israel y los paganos (Dt 4, 19s; 2 Re 17, 16; Jr 8, 2; Ez 8, 16).
  • El sol y la luna representan aquí a los falsos dioses y a los poderes políticos opresores. Por eso, el desastre del universo indica que el mundo pagano sufrirá el eclipse de los falsos dioses. Y ante el auténtico Mesías, los valores y poderes representados en los falsos dioses quedarán juzgados como caducos e inaceptables.
  • Las estrellas irán cayendo del cielo y las fuerzas celestes se tambalearán (v. 25). Marcos ve a estas fuerzas o potencias en oposición al Padre del cielo (Mc 11, 25). Son las fuerzas que han querido usurpar el lugar del Padre en la salvación de los hombres. Son las fuerzas de muerte frente a las fuerzas de vida, que provienen de Dios.
  • Lo mismo que el templo y las instituciones judías caerán por rechazar el mensaje de Jesús y dar muerte al Hijo del hombre, así también los regímenes paganos opresores caerán por rechazar el mensaje de Jesús, predicado por los discípulos en el mundo entero (Mc 13, 10). (Cuando Marcos escribe su evangelio, hacia el año 70; el templo y las instituciones judías habían sido disueltas por el ejército romano).

 

2.- Verán venir al Hijo del hombre

 

*       Es el mensaje central de todo el texto que hoy leemos. El texto no dice que la venida al final de los tiempos será para juzgar. La venida del Hijo del hombre será salvífica.

*       El lenguaje apocalíptico no pretende meter miedo ante los últimos días de la historia. Es un lenguaje de esperanza, por la liberación y salvación que se nos otorga. El Señor viene para recoger a sus elegidos.

*       La expresión Hijo del hombre, usada por Jesús a lo largo del Evangelio, indica que pretende corregir las interpretaciones abusivas, de poder, que atribuían al título y misión del Mesías.

*       La vocación de Mesías que asume Jesús es aquella que está al servicio de la salvación del pueblo. Por esta causa, Jesús se enfrenta al poder religioso y al poder civil. Y por la misma causa, Jesús está dispuesto a ir a la muerte, porque confía totalmente en el Padre, que le resucitará.

*       Al final de los tiempos, el Mesías vendrá a completar la liberación iniciada y a llevar a la plenitud y a la gloria a todos los elegidos dispersos por la tierra. No es el temor sino la esperanza la que ha de brotar ante la venida y presencia definitiva del Salvador como Mesías

 

3.- En cuanto al día y la hora, nadie sabe nada... sino sólo el Padre 

 

  • Los discípulos habían preguntado a Jesús por el momento del fin de la humanidad. Jesús responde categóricamente: Sólo el Padre lo sabe. La responsabilidad en la espera y en la preparación la pone Jesús en cada uno, como fruto de la confianza en el plan de Dios.
  • No es importante conocer el momento. Sino saber que está todo en manos del Padre. Padre es el nombre con que la nueva humanidad, los cristianos, invocan a Dios, al Creador.
  • En la confianza a Dios, el cristiano ha de estar trabajando su vida, porque el Señor viene constantemente para ir realizando nuestra transformación.

 

 

4.- MEDITA

 

  • El momento presente que vivimos ¿nos trae alguna señal de que Dios nos quiere decir algo para convertirnos?
  • Personalmente, toda esta convulsión social, tan apocalíptica, a nivel de la política, de tragedias humanas de persecuciones, guerras, terrorismo, inmigrantes, refugiados… ¿me plantea algo distinto, es un signo de que algo no va bien en este mundo y de que no hay brotes de primavera en cuestión de derechos humanos, paz, justicia,…?
  • ¿Cómo me sitúo ante esta situación tan anormal? ¿Permanezco indiferente, pasivo? ¿Qué me hace pensar? ¿Qué lectura hago de estar cruel realidad? ¿Hago una lectura desde Jesús o desde los acontecimientos sociales y políticos?
  • ¿En qué nos está afectando a la Iglesia, a la Familia Trinitaria, a las familias?
  • Hasta que llegue mi momento final, o el de este mundo o esta sociedad ¿me quedo a verlas venir? ¿Estoy en vigilancia activa y comprometida para transformar mi vida y la de mi entorno desde el Evangelio?
  • “El cielo y tierra pasarán, mis palabras no pasarán” nos dice Jesús. ¿Doy más importancia a los acontecimientos convulsos de este momento social y me quedo paralizado ante lo que “está por venir”, o sigo entusiasmado, esperanzado y con alegría trabajando por el Reino de Dios y por ser un testigo del Evangelio desde mi misión vocacional?
  • ¿Me paralizo por esa especie de depresión consciente de “no hacer nada para qué”? Que los que vienen detrás que arreen con el trabajo que demasiado he hecho yo en la vida. Y si miro la vista atrás, a lo mejor compruebo que no he hecho tanto como creo; además, después de haber hecho todo perfectamente, Jesús me dice que debo considerarme como “un siervo inútil porque solo he hecho lo que era mi obligación”.
  • Y eso de que lo que queda por trabajar en la causa del Reino que lo hagan los que vienen detrás, es una falacia. ¿Quién viene pisándonoslos los talones para comprometerse, desde el carisma redentor, a trabajar por el Reino de la misericordia y de la redención?
  • Y Jesús sigue llamando a mi puerta, quiere entrar a hospedarse en mi casa, quiere sentarse a mi mesa (¡tantas veces Él me ha invitado a la suya!), y quiere hablarme al corazón para darme ánimos y esperanza, para que no tema si Él está conmigo. Espero no distraerme con mis cosas y quitarme los auriculares de los oídos, es que si no, no voy a poder escucharle cuando golpee con fuerza las puertas de mi corazón y Él pase de largo porque no le he abierto mi vida para que entre como AMIGO DEL ALMA.

 

5.- ORACIÓN FINAL

 

MIRA QUE ESTOY A TU PUERTA Y LLAMO (Hna. Glenda)

Eres la única criatura del universo

con la cual quiero tener una amistad

yo no soy un Dios mudo, yo soy el Verbo

yo soy la Palabra.

Mira que estoy a tu puerta y llamo

mira que estoy a tu puerta y llamo,

si escuchas mi voz me quedaré contigo.

Si me abres la puerta entraré

si me abres la puerta entraré,

cenaré contigo.

Si me abres tu puerta podré

hablar contigo un día, si me abres tu puerta.

Mira que estoy a tu puerta y llamo,

si escuchas mi voz, si escuchas mi voz.

Si me abres entraré en tu casa

cenaré contigo, te diré tantas cosas,

tantas cosas, tantas cosas,

que no te he dicho, que no te he dicho.

Mira que estoy a tu puerta y llamo,

si escuchas mi voz

y me abres la puerta

me quedaré contigo

Mira que estoy a tu puerta y llamo,

estoy a tu puerta y llamo,

si escuchas mi voz

si escuchas mi voz.

Mira que estoy a tu puerta y llamo

 

Compartir con whatsapp